DOCE DE JUNIO:DIAGNOSTICO

IMG_280112 DE JUNIO DE 2012, parece una fecha más pero sin embargo esta grabada ya en mi historia y en la de toda mi familia.

Ese día llamaron muy temprano a mi mama desde el hospital doce de octubre de Madrid para confirmar que era un nuevo ángel, la genetista no tenia duda, estaba por fin confirmado que padecía esta enfermedad rara que apenas la gente había podido oír nombrar.
La reacción de mi mama una vez más, hizo que me sorprendiera.
Lejos de venirse abajo, comenzó a sonreír, a reír a carcajadas y a dar gracias por esa confirmación; ella todavía cree que la doctora debía pensar que había perdido la cabeza o se había vuelto loca, pero yo se porque reía, era el fin a tanto sufrimiento, era una nueva oportunidad que la daba la vida, ya que sabia que esa terrible enfermedad que pensaban los médicos que podía tener no existía e iba a estar con ella para siempre. Sabía que era un punto seguido, un nuevo comienzo en el que se dedicaría en cuerpo y alma a mí y a intentar que todo lo que estuviese a mi alcance lo tuviera, costase lo que le costase y sabiendo que no estaría sola, que un batallón de familiares y amigos la levantaría cuando no pudiese más para intentar vencer ese nuevo pulso que le retaba la vida, y en el que solo le valía ganar y ganar y volver a ganar.
Pero ese día también y sin que nosotros nos diéramos cuenta sería muy especial para todos nosotros.
El último cumpleaños que celebramos contigo abuelo Evelio y en ese día tan duro y tan alegre ni siquiera nos dimos cuenta.
Dos años ya sin ti y sin que pueda cogerte tu bastón mientras me reía a carcajadas al ver como me gruñías y me decías que era un autentico tsunami. Dos años ya, sin que te quite tu gorra y me la pongas en mi cabeza sin que apenas se me vea la carita de lo grande que me esta.
Pero sabes, se que no te has ido que estas con nosotros aunque te echemos de menos y se que sabes de todos los avances que voy consiguiendo y de toda la gente que me esta ayudando. Tienes que estar muy orgulloso de todos los tapones que esta recogiendo para mí tu hermano del alma, el tío Braulio y que son muchísimos y que me han ayudado mucho porque sabes ya puedo masticar y comer como un niño normal.
Hoy, doce de junio de 2014, dos años después, otras inquietudes y esperanzas nos llegan, posible tratamiento, ya camino solito, he comenzado a masticar, y sabemos vivir el día a día así que amigos siempre sonriendo vamos a por ese comienzo del mundial y a ganar una vez más.