DIA INTERNACIONAL DE LA EPILEPSIA

la foto

Hoy, 26 de marzo se celebra el día Internacional de la epilepsia, una enfermedad dura y cruel para los que los sufrimos.

A pesar de que soy muy pequeñito se perfectamente lo que es, porque han sido muchas las crisis convulsivas y los ingresos hospitalarios.

El cuerpo comienza con una sacudida, con un estallido en mi cabeza como una explosión de adrenalina, algo pasa y me doy cuenta porque a mama o a papa a través de mi llanto intento avisarles, aunque es verdad que hay veces que ni he podido y me he caído de repente al suelo inconsciente.

El corazón se dispara y mis piernas y mis brazos se contraen tan fuertemente que no puedo controlarlas temblando, pierdo el contacto con la vida aunque en mi retina todavía recuerdo la angustia de la cara de mis papas.

Mi primera vez tenía solo dos añitos y aún recuerdo la cara de pánico de mi abuelito Pedro; Él en pijama salió a las calle conmigo en brazos, inerte como muerto y tuvo la sangre fría de parar a un coche, un conductor anónimo que sin dudarlo me llevo al centro ambulatorio, de ahí ya os podéis imaginar, carreras, médicos, vías, oxigeno, y esa ambulancia que en otra ocasión me hubiese encantado por sus luces y sonidos me parecía los más incomoda y fría porque además no dejaron que fuese mi mama conmigo. Aprovecho para decir que GRANDE ERES ABUELO PEDRO!!.

Ese fue el comienzo después llegarían muchas más y más duras llegando a convulsionar durante más de veinte minutos, o teniendo más de diez crisis al día, pero he logrado vencer a todas y siempre con mi sonrisa de ángel.

Hoy día del color morado, puedo hacerle un guiño a la epilepsia y decir que te estoy venciendo, y los ocho meses que llevo sin convulsionar se convertirán en años.

Un globo morado por cada enfermo de epilepsia.