avances en investigación

Comienzo de una semana más esperanzadora que nunca.
Desde Estados Unidos nos llegaban noticias todo el fin de semana de lo que se considera que puede ser una cura a esta enfermedad que padezco.
Mama y papa y hasta mi hermanita Irene andan como locos. La chiquitita de la familia cuenta a todos como sería posible que su hermanito pudiese curarse, aunque yo creo que realmente solo se piensa que debo de tener un constipado o algo así.
Ha sido una semana dura para todos, llena de sin sabores en los que mami empezaba a flaquear y esta noticia ha supuesto un subidón, un chute de esperanza y hoy la he vuelto a ver sonreir.
Hay muchas investigaciones en marcha pero esta quizá se acerque mucho más a una posible cura. El Doctor de la Universidad de California D.Beaudeth ha conseguido activar el gen UBE3A, ese que ha hecho que dañara mi cabecita y bueno mi sistema en general, convirtiéndome en un ser muy especial. Con esa activación, podría quien sabe llegar a hablar, eso que hacen todos los días las personas y que sin embargo no damos importancia y no piensan lo que están diciendo muchas veces, porque si lo hicieran estarían mucho mejor callados, así siguiendo mi ejemplo, aunque amigos yo he conseguido comunicarme con todos vosotros a través de este blog y a través de esta sonrisa que tengo.
Si se llegase finalmente a este estudio, supondría una vez más romper y vencer la ciencia a favor de esas enfermedades raras que apenas se estudian y que no se consigue nada. Sería comenzar el camino para entender muchas cosas que pasan en el cerebro y que apenas se conocen. Sería la esperanza para tantas familias que en multitud de ocasiones se encuentran desoladas por sentirse impotentes y muchas veces solos sin saber que hacer.
Pero yo tengo que deciros que no me encontrado nunca solo, no solo cuento con el amor incondicional de mi familia sino con todo el apoyo de miles de personas, que me siguen y me ayudan, como reflejan las visitas de mi blog como lo demuestra más de las catorce mil visitas que ha tenido en tan solo dos meses.
A pesar del notición, toda la familia creemos que debemos tener cautela y no esperanzarnos demasiado, ya que la caída luego puede ser mayor, y ya se sabe al suelo ni para coger impulso. Vamos a ir viviendo el día a día, siguiendo festejando mis avances que hasta ahora han sido muy significativos y el mañana ya vendrá, y mientras yo continuo con mi sonrisa y con la mejor de mis palabras: Mi mirada.IMG-20140416-WA0001