A las 2 serán las 3

Comienzo de una semana.Izan se tomó al pie de la letra el cambio de hora y a las tres se levantó a cambiar el reloj y le dieron las diez de la mañana jugando.
Ayer pensó que tenia que volver a cambiarlo y otra vez de empalme al colegio, eso sí sin perder su sonrisa.

 

10153255_364711217003439_854217201_n